Cómo crear una revista digital en plena crisis de los medios de comunicación

En plena crisis de los medios de comunicación, lanzar una revista digital o un diario digital no es una idea descabellada. Lextrend ha desarrollado más de 20 medios de comunicación online, una muestra representativa para valorar qué condiciones debe reunir un proyecto para convertirse en un caso de éxito.

El gran error que comete el emprendedor es lanzar una revista digital después de hacer la siguiente reflexión: Sé mucho de un tema (coches, motos, pesca….), y lo que leo es mejorable. Hay pocos, o muchos, medios de comunicación tratando el tema, pero yo sé más, o puedo conseguir una línea editorial innovadora. Por tanto, si lanzo una revista digital sobre ese tema, seguro que tengo éxito. Lo financiaré con publicidad, pues obviamente los anunciantes querrán comprar espacios en mi medio de comunicación atraidos por su calidad editorial.

Grave error….un error que ha costado dinero, tiempo y frustaciones a muchos emprendedores e inversores. El caso de éxito comienza con otra reflexión: Tengo contactos entre los anunciantes de un determinado sector, veo que hay mercado para un medio más….voy a montar pues una revista digital especializada en ese tema….

El error proviene de considerar que el sector editorial es un mercado de contenidos. No es así. El sector editorial es un mercado de publicidad. Por tanto, por muy brillantes que sean los contenidos, no se monetizará el proyecto si no hay un buen equipo comercial que tenga conocimiento de los complejos e inficientes canales que mueven la inversión publicitaria.

Otro error: mis lectores potenciales son millones y millones…..cuantos menos lectores potenciales tenga el medio de comunicación y mayor sea el colectivo de anunciantes interesados en ese target, más posibilidades de éxito tendrá el proyecto. Hace un par de años tuvimos una reunión con una de las editoriales más emblemáticas que operan en España (y que no era española…). Nos comentaban que su revista más rentable estaba especializada en plumas de escribir ¿Quién usa todavía plumas? pero… ¿qué empresas fabrican plumas y cuánto cuesta cada pluma?

En plena crisis de los medios de comunicación, un proyecto online sí puede ser una alternativa de negocio muy rentable. Unos consejos fruto de nuestra experiencia:

1. No lanzar un proyecto con el único atractivo de mejorar la calidad editorial de los medios que ya existen. Mejorar la calidad editorial es condición necesaria, pero no suficiente para el éxito de un proyecto.
2. No embarcarse en un proyecto editorial sin un equipo comercial experimentado. El mercado de publicidad en España es ineficiente, muy ineficiente…está lleno de intermediarios. O se conoce a fondo, o el proyecto no monetizará
3. No utilizar las tarifas de catálogo que tienen los medios de comunicación como muestra para hacer un plan de negocio. Son falsas….así de claro. Un medio de comunicación puede aplicar descuentos de hasta el 200% a un anunciante sobre el precio de catálogo. Por tanto, si un inversor toma como referencia el precio de catálogo de sus competidores para hacer un análisis coste beneficio, se equivocará sí o sí. La muestra de tarifas debe realizarse en centrales de medios y no en catálogos de medios.
4. Huir de los targets de lectores masivos. Cuanto más especializado sea el target y menor el número de lectores interesados, mejor…..menos gasto en servidores y más rentable suelen ser los proyectos.
5. Todos los soportes son competencia, no sólo los medios de comunicación online que tratan el mismo tema. Otra reflexión equivocada frecuente: Tengo un lector con un gran poder adquisitivo, por tanto, las grandes marcas de coches, motos, tiendas de lujo, estarán interesados seguro en comprar publicidad en mi medio. Tampoco es así. Ese público ¿no juega al golf en los clubes?, ¿no va al cine en centros comerciales de élite?, ¿no vive en unas determinadas zonas? Pues se debe tener en cuenta que los soportes publicitarios que comercializan clubes de golf, cines y centros comerciales serán competencia directa de mi medio digital, ya que el mercado no es el presupuesto publicitario online, sino el presupuesto publicitario global, dado que las empresas actualmente no suelen trazar líneas inamovilbles entre inversión online y offline.

Estos cinco consejos resumen un planteamiento básico. Obviamente, las reglas tienen sus excepciones, y el listado podría ser mucho más extenso. Pero tener en cuenta estos puntos ahorrará errores en muchos casos.